» Bienvenido a La CROC Revista mensual gratuita... conócenos  
Noticias

Comisión de Seguridad Social Reunión de Trabajo - IMSS

viernes, 04 de octubre de 2013

En la Reunión de trabajo de la Comisión de Seguridad Social de este día, recibimos al Director del #IMSS José Antonio González Anaya.

Cuauhtémoc, C.D.M.

En el marco de una reunión de trabajo con la Comisión de Seguridad Social el Director general del IMSS, Dr. José Antonio González Anaya, solicitó el respaldo del Senado de la República para poner en marcha una estrategia de fortalecimiento de ingresos y contención del gasto, a fin de que la institución pueda enfrentar el pasivo laboral que enfrenta por 50 mil millones de pesos y el déficit anual de 19 mil millones.

Por su parte, al presentar lo que llamó un “matiz” de los balances anteriores del Seguro Social, González Anaya expuso que la OCDE ha reportado que los gastos administrativos del instituto son tres veces superiores a los de otros países integrantes del organismo internacional, “por lo se debe hacer más eficiente y productivo para enfrentar las necesidades de salud del país”.

En este contexto se refirió a cambios al Régimen de Pensiones y Jubilaciones de los Trabajadores del IMSS, que han permitido que, a partir del 2005, los sindicalizados del IMSS se retiren hasta cumplir 27 y 28 años de servicio, con una edad mínima promedio de 60 años; en la actualidad suman 43 mil los empleados en esta situación.
A ello se agrega que los trabajadores contratados después del 2008 ingresan en un sistema financiero sustentable, por lo que no representan ya una carga financiera y el pasivo laboral no se hace más grande.

“La mala noticia es que debemos enfrentar un costo de transición bien importante, hoy estamos pagando cerca de 50 mil millones de pesos en pensiones de nuestros trabajadores y esto va a aumentar a 92 mil millones de pesos en el año 2030”, acotó el funcionario.

Lo anterior significa, abundó, que el balance operativo del IMSS se ha deteriorado, “En 2006 había un superávit de 16 mil millones de pesos y el año pasado cerramos con un déficit de 10 mil millones de pesos; a la hora de tomar en cuenta la constitución de reservas mínimas tenemos un problema de déficit anual de 19 mil millones de pesos. A este ritmo nos acabaríamos las reservas utilizables para este propósito, de ahí viene la presión de tomar medidas bien importantes en los siguientes años”.

Con tal propósito, expuso González Anaya, se ha establecido una estrategia para sanear financiera y operativamente al IMSS, al tiempo de mejorar la calidad de sus servicios, esto a partir de dos vías: fortalecer los ingresos y contener el gasto
Dicha estrategia, precisó, contempla la ampliación de la base gravable del instituto, a través de la homologación de los conceptos de la ley del IMSS con la del ISR, lo cual fue aprobado ya en la Cámara de Diputados y actualmente está para su discusión en el Senado.
“Esto permitirá que haya mayores sinergias entre los dos grandes entes recaudadores del país el SAT y el IMSS”, enfatizó.

Un aspecto más es actualizar las cuotas del Seguro de Salud para la Familia, que requiere una modificación, lo cual ya se aprobó en el Senado y está para su discusión en la Cámara de Diputados; a esto se suma el análisis del costo de los estudiantes.

Otros puntos importantes destacados por el funcionario federal en la estrategia son: Mejorar la capacidad del instituto en materia de litigios, “no sólo ganar juicios sino disuadir a que la gente se vaya a juicio contra el IMSS”, fortalecer la fiscalización para ampliar las bases, así como evitar abusos y fraudes en el proceso de afiliación.
En cuanto a la contención del gasto, González Anaya aclaró que no se propone recortar los gastos del IMSS; el objetivo es que “no se incrementen tan rápido los gastos”.

Con este propósito se ha procedido a mejorar los procesos de adquisiciones y servicios, como fue el caso de la reciente compra consolidada de insumos por 43 mil millones de pesos, la mayor en la historia del sector, en coordinación con el ISSSTE, Pemex, cinco hospitales grandes de la Secretaria de Salud y cinco más de entidades federativas.
Por otra parte, se emprendieron mejoras en el Área de Sistemas; “hasta el 1º de junio se pagaban en persona, en bancos, lo cual era impensable en 2013, por lo que se subió en el sistema el sistema de cobro y ahora 300 mil empresas pagan sus cuotas a través del internet”, lo cual representa ahorros en 300 mil viajes, con los cotos de traslado, horas/hombre de trabajo, e incluso contaminación, aseveró el director del IMSS.

De igual forma se procedió a mejorar el sistema de operación de las consultas del IMSS, tras detectarse que un número importante de la solicitud de atención médica era para renovación de recetas, por lo que hace dos meses se creó la figura de receta resurtible, a través de la cual se prescriben medicamentos por tres meses, acorde a lo que refiere como lo óptimo la práctica internacional para la atención de males crónicos.

El director del IMSS recordó que el Ejecutivo Federal ha planteado otros aspectos relevantes para garantizar la calidad en la atención médica, a través de la pensión universal, seguro de desempleo y régimen de incorporación de pequeños contribuyentes. El año entrante se pondrán en marcha los procedimientos para lograr la portabilidad de los servicios.
Finalmente, González Anaya reconoció que la estrategia planteada “no es fácil, vamos a necesitar el apoyo del Poder Legislativo para mantener al IMSS como la institución social y de salud más importante del país”.