» Bienvenido a La CROC Revista mensual gratuita... conócenos  
Noticias

Pírrica retabulación a las minipercepciones es rebasada por aumentos a alimentos y servicios

viernes, 30 de diciembre de 2011

*En las últimos días se registran alzas a precios de lácteos, cárnicos, frijoles y tortilla

*En 2011 los aumentos a gasolinas y gas doméstico superaron el diez por ciento.

*Espera la CROC resolución de la CNDH a su queja presentada en contra de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos


El pírrico incremento de 4.2 por ciento que se aplicará a los salarios mínimos a partir del primero de enero de 2012, complicará la situación de subsistencia de millones de trabajadores que ya enfrentan alzas desmedidas en los precios de los artículos básicos como lácteos, aceite comestible, tortillas y frijol.

Ante ello el dirigente nacional de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas, dijo que esperan la resolución de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a su queja presentada contra la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CNSM) por haber aprobado una retabulación salarial alejada de la realidad económica y social del país que vulnera el derecho constitucional de las familias trabajadoras a una alimentación suficiente y vida digna.

El pasado 20 de diciembre la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos presentó queja sin precedente ante la CNDH para que emita una recomendación que obligue a la CNSM ajustar las alzas salariales a un porcentaje que permita a las familias trabajadoras adquirir los satisfactores alimenticios básicos, según lo establecen los artículos 1, 4 y 123 constitucionales.

El incremento de 4.2 por ciento que a partir del primero de enero de 2012 significará 2.45 pesos adicionales a los ingresos de los trabajadores no cumple con los preceptos constitucionales del derecho humano a una alimentación suficiente y por eso nuestra queja presentada ante la CNDH para que tome cartas en el asunto, puntualizó el líder nacional de la CROC y diputado federal.

En la queja presentada ante la CNDH la organización sindical que agrupa a más de 4.5 millones de trabajadores y que fue la única que se negó a firmar la resolución de la CNSM, hace notar que con esa magra retabulación salarial también se violan diversos ordenamientos y tratados internacionales tutelares de los derechos humanos que tiene firmados México, entre ellos la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el convenio 99 de la Organización Internacional del Trabajo.

González Cuevas enfatizó que aun sin aplicarse el aumento a los salarios mínimos, desde mediados de este mes empresarios y comerciantes empezaron a aplicar alzas a los precios de los lácteos, cárnicos y aceite comestible que oscilan entre un diez y 15 por ciento, además que el gobierno federal continúa con su política de aumento mensual a los energéticos que de antemano han nulificado la ignominiosa retabulación a los salarios mínimos, insuficiente para adquirir siquiera un boleto del Metro.
El dirigente nacional de la CROC destacó que de la resolución de la CNDH, depende el bienestar de dos terceras partes de la fuerza laboral que percibe ingresos de hasta tres salarios mínimos (el costo de la canasta básica es el equivalente a cuatro salarios mínimos) y más fundamentalmente el bienestar de 12 millones que subsisten con menos de uno y hasta un salario mínimo que a partir del primero de enero será de 62.33 pesos diarios.