» Bienvenido a La CROC Revista mensual gratuita... conócenos  
Noticias

La CROC manifiesta su inconformidad con el "aumento de 4.2% a los salarios mìnimos para 2012

sábado, 10 de diciembre de 2011

México


Como ya se ha hecho costumbre, el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, acordó otorgar un “aumento general” para las tres áreas geográficas de 4.2%, a partir del 1 de enero del 2012. Con lo cual esta violando de manera flagrante el marco jurídico a que está sujeta dicha Comisión. El mal llamado “aumento”, en pesos y centavos significa 2.44 pesos diarios en promedio; 2.51 para la zona A, 2.44 para la Zona B y 2.38 para la denominada zona C.
Dicha cantidad es insuficiente hasta para pagar un boleto de metro, ya que su precio es de 3.00 pesos, o un chicle cuyo costo supera los 5 pesos. Con este tipo de decisiones los integrantes del Consejo de Representantes de la CONASAMI, demuestran que la recuperación de los salarios de los trabajadores mexicanos, no les interesa en lo más mínimo. El único representante obrero a dicha Comisión que se negó a firmar el acuerdo, fue el representante de la CROC, central sindical que había exigido un aumento de 10.0 por ciento, para iniciar el proceso de recuperación efectiva del poder adquisitivo de los salarios.

Desde 1934, año en que entraron en vigor por primera vez los salarios mínimos en México, el salario no había estado en un nivel tan bajo como ahora, pues resulta que con los 60.50 pesos que ganarán los más de 10.1 millones de trabajadores que en México perciben menos de un salario mínimo, podrán comprar el 15.0 % menos de lo que compraba un trabajador en 1934, cuando se ganaba en promedio 1.15 pesos.

Los argumentos esgrimidos para tratar de justificar esta determinación que en realidad parece una burla, caen por su propio peso, Basilio González Núñez, Presidente de la Comisión, afirmó que los sectores obrero y patronal que integran el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, con el Gobierno Federal, consideraron, en la presente Resolución que emiten fijando los salarios mínimos que entrarán en vigor el 1 de enero de 2012, que la economía aún no ha logrado crear las oportunidades de trabajo suficientes que la gente necesita. El desempleo y el subempleo son los mayores problemas de nuestro tiempo en el ámbito laboral y se reivindica al trabajo decente como el mejor medio para superar la pobreza. En ese sentido, se resolvió con la mayor objetividad y responsabilidad la presente fijación salarial.

Es evidente que si la economía se encuentra estancada y no genera los empleos, es por la desigualdad prevaleciente en cuanto el reparto del ingreso nacional, en México, según la OCDE, la diferencia entre los que más ganan y los que menos ganan, se ubica en 26 veces, lo que nos indica una profunda desigualdad entre las ganancias empresariales y los salarios de los trabajadores, que en términos reales se mantendrán estancados por onceavo año consecutivo. Lo anterior, ayudará a estancar más la economía, pues de los componentes de la demanda agregada, el consumo no podrá aumentar, ni la inversión productiva.

Un aumento de salarios efectivo, sería aquél que rebasara los límites de la inflación ocurrida en 2011 y la esperada para 2012, pues de este modo los salarios reales tendrían un impacto en el consumo, y éste en la inversión y creación de empleos. La decisión del Consejo de Representantes, de la CONASAMI, viola todas las normas jurídicas vigentes en México, sobre la determinación de los salarios, como salarios remuneradores, viola las siguientes disposiciones:

a. El artículo 10 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece y garantiza los derechos humanos de los mexicanos. El derecho a la alimentación, a la educación, a la salud, etc.
b. El artículo 123 (fracciones VI y VII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;
c. El artículo 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece que los tratados internacionales firmados por el Ejecutivo Federal y ratificados por el Senado de la República, .. "serán la Ley Suprema de toda la Unión" y en este sentido;
d. El convenio 26 de la OIT, sobre la fijación de los salarios mínimos, firmado por el Ejecutivo y ratificado por el Senado de la República el 12 de mayo de 1934 y vigente desde entonces.
e. El Convenio 131 de la OIT, (artículos 3 y 4) relativo a la fijación de salarios mínimos; Convenio adoptado el 22 de junio de 1970 y ratificado por el Senado de la República el 18 de abril de 1973.
f. El artículo 5º de la Ley señala que: las disposiciones de esta Ley son de orden público, y que no producirá efecto legal la estipulación que establezca (fracción VI), un salario que no sea remunerador, a juicio de la Junta de Conciliación y Arbitraje.
g. El artículo 85 de la Ley señala que el salario debe ser remunerador y que para fijar el salario se tomarán en consideración la cantidad y la calidad del trabajo.
h. El artículo 90 de la Ley, que indica que el salario mínimo debe ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos,
i. Así como lo establecido en los artículos 91, 92, 94, 96 Y 562 del mismo ordenamiento
En Segundo término, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos no ejerce sus atribuciones y no cumple con sus obligaciones constitucionales y legales, al establecer el 4.2 por ciento de aumento a los salarios mínimos para 2012, ya que en su determinación no consideró: 1) La situación socioeconómica de los trabajadores y sus familias en las diferentes regiones del país; 2) La inflación observada este año de 2011. 3) La proyección de inflación para el año próximo (2012), ambas medidas de acuerdo con el comportamiento del índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) calculado por el INEGI, y el subíndice de la Canasta Básica; asimismo, dejo de considerar en ese aumento, los niveles de los precios de los bienes y servicios que la componen.

Por último, al decidir que las zonas económicas permanezcan como están, la CONASAMI castiga a los trabajadores que tienen la desgracia de vivir en las denominadas zonas B y C, que por el mismo trabajo que se realiza en la zona A, ganan menos, cuando esas zonas son ya de vida cara.

Por lo anterior, los trabajadores de la CROC, consideramos necesario plantear una postura clara ante el pueblo de México, para nosotros es inaceptable este mal llamado aumento, por lo que usando los instrumentos legales de que nos dota el marco jurídico establecido para la fijación de los salarios mínimos, acudiremos a todas las instancias para manifestar nuestra inconformidad con este estado de cosas. Presentaremos una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, incluso se está estudiando la posibilidad presentar un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de esta determinación, toda vez que viola la constitución política, los tratados internacionales y la Ley Federal del Trabajo.