» Bienvenido a La CROC Revista mensual gratuita... conócenos  
Noticias

LA CROC CON MÉXICO Y SU GOBIERNO

sábado, 08 de junio de 2019

LA CROC CON MÉXICO Y SU GOBIERNO
C. Andrés Manuel López Obrador
Presidente de México
Mexicanos Todos:


Los trabajadores mexicanos somos leales y solidarios con nuestro país y con su gobierno.

Así hemos sido siempre. Así seguiremos. Los trabajadores tenemos plena consciencia de que , en la unidad solidaria de los mexicanos en los asuntos esenciales de la República, vamos a construir junto una nación más grande y poderosas.

Mas grande por su respetabilidad y autoridad moral frente a las demás naciones del mundo. Mas grande por su espíritu, reconocido en el tiempo, que honra la conciliación; que propone la negociación y el dialogo frente a la intolerancia o la violencia.

Porque le ha dicho al mundo, desde siempre, que somos una nación pacifica, con una gran cultura, que creemos en la libertad y en la justicia, que honramos el intercambio del libre comercio porque así, se propala la diversidad y se enriquece la cultura común.

México es un hogar formidable, que sabe ser amigo de todos, que admite a todos, que le ha dado espacio a los refugiados del mundo, que quisiera denodadamente, que la gente no sufriera tanto, que la desigualdad no existiera, que no hubiera guerra ni conflictos raciales, que la gente supiera reconocer que, por el bien de todos, primero los podres.

Por eso estamos aquí con usted señor Presidente, en la frontera y puerta más grande de nuestro país, acompañándolo con mucho gusto, para respaldar su actitud prudente y sensata, para buscar que, alguien, del otro lado, nos ayuda a que entendamos todos, que el asunto de las migraciones en el mundo y el problema del cambio climático, que es el resultado del modelo que se ha construido y que está vigente, no se van a resolver con aranceles, ni muros, menos con campañas de odio, de discriminación o de amenazas.

El problema de la migración que, apenas está empezando en proporciones masivas en este Continente, es una realidad lacerante en otras latitudes del mundo, el sur se va al norte, y ahora, también el oriente al poniente y viceversa.

Tenemos que entender que la mejor forma de atender este problema es con la decisión de buscar las fortalezas en los territorios desde donde la gente emigra, para desarrollos, para darle justicia, para que tengan empleo, para que la gente se arraigue ahí, prospere ahí, viva plenamente ahí.

La gente emigra por hambre, por la desesperación, por el sufrimiento que implica el no poder tener lo más elemental para llevarle a sus familias, mientras se observa el derroche y el abuso, el lujo y la prepotencia sin límites de los que todo tienen en exceso.

Por eso hay que fortalecer los mercados internos, desarrollando las regiones, haciendo que la gente encuentre oportunidad de acuerdo con la vocación de sus países, las fortalezas competitivas que todos tiene y la preparación de su gente que, en muchos casos, tienen todo, menos dinero.

Aquí en nuestro país, señor Presidente. La CROC ha propuesto siempre, que lo hecho en México empodera a los mexicanos. Consumir, primero, lo que hacemos aquí. Desarrollar nuestra vocación, aprovechar nuestra fortaleza y darle trabajo productivo a nuestras gente.

La idea de importar todo, nos ha ido dejando sin políticas eficaces para sustituir importaciones. Los trabajadores de México queremos ofrecer nuestro trabajo, nuestra decisión de mejorar nuestra educación y ser más competitivos. Ofrecemos nuestros recursos para trabajar en la productividad y lograr que una sinergia con los empresarios podamos hacer aquí los insumos de esta poderosa actividad turística que ahora, desafortunadamente, importa todo. Hasta las cosas más elementales.

Aquí hacemos un llamado a los inversionistas mexicanos, a los empresarios, para tengamos una gran sinergia con los trabajadores y aprovechemos nuestra materia prima para darle el valor agregado y generar los empleos que necesitamos, y así podamos hacer negocios en una economía productiva que de trabajo, que amplié las oportunidades de la seguridad social, que fortalezca nuestra capacidad y que se aleje, por completo, de los negocios turbios, de la especulación, de la usura y del abuso de los dineros públicos.

Vamos a mostrarle al mundo otra vez, Sr. Presidente, que nosotros los mexicanos, creemos en el libre comercio, que entendimos bien cuando se hablo en el esquema capitalista, de la necesidad de abrir las economías y terminar con el proteccionismo. Eso dijeron los grandes economistas norteamericanos, ellos hablaron, incluso de que las fronteras se habían borrado, de que este era ya, un mundo global, aunque pareciera redundante.

Por eso, hoy, aquí en las puertas y en las fronteras, tenemos que ratificar nuestros valores, para decir a todos, con la mayor claridad, que no es por la violencia, ni las amenazas, menos la soberbia o la confrontación lo que hará cambiar al mundo.

El pueblo norteamericano honra, como pocos, su nacionalismo y propicia y esmera en hablar de la democracia y la libertad en el mundo, son una gran nación que, en muchos renglones, han dado muestras de los valores de la república. Siempre hemos sido amigos de los norteamericanos,. Los recibimos a diario y los invitamos a diario, no tenemos ningún conflicto con el pueblo de esa gran nación. Mas allá de los gobiernos seremos amigos para toda la vida, cuente usted, señor Presidente, con el respaldo y la solidaridad de todos los trabajadores de México que estamos, siempre, con las mejores causas del República.

Aquí no hay ideologías, ni preferencias partidistas y, menos, el mezquino interés, de querer sacar raja política de un asunto, que está en la esencia de nuestra vida, que está mostrando que el espíritu y la unidad de México, van mas allá de la fragilidad de los momentáneos o de las campañas políticas, En esencia. Sr. Presidente, tenemos que ver con honrar lo bueno que hemos hecho es la historia para dejar la huella de los que queremos ser, de los que debemos ser en el mundo: una nación libre y soberana que busca la paz y honra la justicia, que quiere la igualdad para que la gente sea feliz en todo el mundo.

CONFEDERACIÓN REVOLUCIONARIA DE OBREROS Y CAMPESINOS

Responsable: Juan Sánchez Ortiz